Corona de pan de molde integral

Corona de pan de molde integral

Una corona que se puede hacer con casi cualquier receta de pan. En esta ocasión para probar una nueva receta de pan de molde, opté por esta forma, más que nada por variar. Parece mentira cómo sólo cambiando la forma del pan puede hacer éste más o menos llamativo.

En casa siempre hay cierto interés en probar el pan recién hecho, aunque sea el de siempre, pero si además tiene una bonita forma, todavía resulta más atractivo.

Esta forma puede que no sea muy práctica a la hora de hacer algún bocadillo o sandwich, ya que al ser redondeado hace que sea más difícil que las cortadas estén rectas e igualadas y salen de un tamaño menos que si estuviese hecho en un molde convencional, pero en lugar de comer una tostada, podemos comer dos y asunto arreglado.

Fuente: En cintura

Ingredientes: (para un molde de 25 cm de diámetro)

Para la parte de arriba:

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes en un bol, mezclamos bien y amasamos, ya sea a mano o con amasadora, intercalando tiempo de amasado y de reposo, ya que así resulta mucho más fácil el amasado.

Amasamos hasta obtener una masa homogénea.

 

Dejamos reposar la masa tapada con un film aceitado y paños limpios en el mismo bol hasta que doble su volumen.

 

Una vez lo haya hecho, pasamos la masa a la superficie de trabajo ligeramente aceitada y la amasamos un poco para desgasificarla. La partimos en 6 trozos iguales (de unos 150 g).

 

Formamos bolas con cada parte de la masa y las colocamos en un molde circular con un agujero en el centro engrasado con mantequilla. Dejando el espacio que se pueda entre cada bola, ya que al crecer la masa se juntará.

 

Lo tapamos nuevamente con el film aceitado y los trapos limpios y la dejamos reposar de nuevo en un lugar cálido y alejado de corrientes hasta que doble su volumen.

 

Cuando haya doblado el volumen de nuevo, precalentamos el horno a 250º C.

Pincelamos el pan con leche y espolvoreamos semillas de sésamo por arriba.

 

Bajamos la potencia a 200ºC y horneamos durante unos 30 minutos.

Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

 

Una vez frío, ya podemos rebanar nuestra corona.

Escrito por Sus en . Publicado en De molde

Imprimir