Chapatitas

Chapatitas

Vuelvo a la carga con los panecillos. Es la forma de pan que más me gusta hacer y probar distintas variedades y combinaciones. Estos en particular son muy fáciles de hacer y más aún de disfrutar.

A lo largo del verano, a pesar de que apetece menos encender el horno por el calor, cuando estoy en casa no dejo de hacer pan, pero más de molde y barras, los panecillos como los utilizamos más para el elmuerzo de los peques, parece que en verano han tenido también vacaciones. Y como ya se aproxima la vuelta al cole, vuelvo a probar una manera distinta de panecillos muy rica y crujiente.

Fuente: Ma petite boulangerie

Ingredientes: (para 9 panecillos de unos 55g cada uno)

Para la masa de arranque:

Para la masa de pan:

Elaboración:

De la masa de arranque:

Ponemos en un bol la harina, el agua, el azúcar y la levadura y mezclamos bien. Amasamos con la mano hasta formar una bolita. 

Tapamos con papel film y dejamos reposar en el frigo toda la noche. 

De la masa de pan:

Ponemos en el bol de la amasadora las harinas, el agua, la sal, el aceite, la levadura y la masa de arranque. 

Amasamos bien hasta que quede una masa homogénea, intercalando fases de amasado y fases de reposo, es decir, amasamos un rato, dejamos reposar, volvemos a amasar, dejamos reposar de nuevo, etc. Así hasta que la masa se despegue de las paredes del bol. 

Dejamos reposaren el mismo bol tapada con un film aceitado y unos paños limpios y secos hasta que doble su volumen. 

 

Cuando lo haya hecho, depositamos la masa sobre la superficie de trabajo aceitada.

Amasamos un poco para desgasificar y la estiramos aplastándola con las manos hasta conseguir una tira larga de un grosor de un centímetro más o menos. 

 Con la ayuda de una rasqueta o cuchillo afilado, cortamos la masa en partes aproximadamente iguales. 

Vamos depositanto con cuidado los panecillos en una bandeja forrada de papel de hornear y aplastándolos un poco con las manos. 

Dejamos levar de nuevo en un lugar alejado de corrientes hasta que doblen su volumen. 

Precalentamos el horno a 220ºC, poniendo en su interior una olla con paños mojados para que genere vapor.

Cuando los panecillos hayan doblado su volumen, rociamos con agua ayudándonos de un spray. 

Y espolvoreamos con harina. 

Horneamos a 220ºC unos 35 minutos. Una vez pasados los primeros 10 minutos retiramos la olla con paños que generaba vapor y seguimos horneando hasta completar el tiempo.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Y ya podemos disfrutar de nuestros panecillos crujientes y su esponjosa miga: 

Escrito por Sus en . Publicado en Panecillos

Imprimir