Panecillos con orégano

Panecillos con orégano

Unos panecillos sencillos, casi básicos, simplemente aromatizados con el orégano. Por lo tanto muy fáciles de aromatizar con cualquier otra hierba aromática o especia.

Esa es una de las múltiples ventajas del pan casero que aparte de saber qué estamos comiendo, podemos adaptar siempre los panes a nuestros gustos y/o necesidades o simplemente a los ingredientes que tenemos por casa.

Unos panecillos esponjosos ideales para un pequeño almuerzo o merienda. Un lujo para disfrutar al alcance de cualquiera.

Ingredientes: (para unos 18 panecillos)

  Elaboración:

Ponemos el agua, la sal, la harina, el orégano y la levadura en el bol de la amasadora.

Amasamos hasta que la masa no se pegue a las paredes del bol. 

 

Hacemos una bola con la masa y dejamos reposar tapada en un sitio cálido y sin corrientes hasta que doble su volumen. 

Una vez lo haya hecho, la sacamos a la superficie de trabajo y la amasamos un poco para desgasificarla.

La dividimos en trozos iguales, podemos utilizar la báscula para ayudarnos.

Formamos pequeñas barras recogiendo la masa en la parte de abajo procurando que quede bien sellada. Rodamos con las manos las puntas para que queden más afiladas.

 

Colocamos los panecillos en la bandeja de horno con papel de hornear.

 

Dejamos levar nuevamente hasta que doblen de nuevo su volumen.

Precalentamos el horno a 220º C.

Hacemos un corte a lo largo de los panecillos o dos en diagonal. 

Horneamos a 220º C unos 20 minutos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Si queremos que brillen un poco, podemos pintarlos con leche cuando todavía estén calientes.

Escrito por Sus en . Publicado en Panecillos

Imprimir