Panecillos de queso en Horno Solar

Panecillos de queso en Horno Solar

Los panecillos me parecen un formato muy cómodo, habitualmente los utilizo sobre todo para el almuerzo del cole de los peques, los hago del tamaño que sé que se comen ahora, imagino que con el tiempo tendré que ir agrandándolos. Esta es otra de las ventajas del pan casero, que podemos hacerlos del peso o tamaño que nos convenga.

Aparte de para los bocadillos, como ración para acompañar una comida que requiera pan, también es una muy buena opción.

Éstos, al ser de queso, por sí mismos ya son un aperitivo, pero si queremos podemos rellenarlos a nuestro gusto.

Como ya había hecho anteriormente los panecillos sol en el horno solar que pude probar gracias al Desafío Solar lanzado por el blog Gastronomía Solar, hice éstos sabiendo que iban a salir estupendos también.

Fuente: À table! con Carmen

Ingredientes: (para 10 panecillos de unos 60 g)

Elaboración:

Ponemos en un bol todos los ingredientes y amasamos bien hasta que quede una masa homogénea, intercalando fases de amasado y fases de reposo, es decir, amasamos un rato, dejamos reposar, volvemos a amasar, dejamos reposar de nuevo, etc. Así hasta que la masa se despegue de las paredes del bol.

También podemos amasar con robot o panificadora.

 

Tapamos con film aceitado y unos paños limpios y dejamos reposar en el frigo toda la noche.

 

A la mañana siguiente la dejamos atemperar un rato y la depositamos sobre la superficie de trabajo aceitada.

Como los panes necesitan bastante temperatura, preparemos el horno solar en cuanto empiece a dar el sol y lo orientaremos bien.

 

Amasamos un poco para desgasificar y dividimos la masa en diez partes iguales, para ello podemos ayudarnos de la báscula.

 

Podemos dejar los panecillos tal cual con forma de bola o complicarnos más e intentar hacer una forma algo distinta.

Si optamos por la última opción con un cortador de galletas que nos guste marcamos, apretando bien, la forma sobre la bola de masa.

 

Cogemos el panecillo, mojamos la parte de la estrella en un bol con agua y lo pasamos por un plato con las semillas de amapola para que se peguen a la forma.

 

Y los vamos colocando sobre una bandeja de horno con papel de hornear.

 

Dejamos levar de nuevo en un lugar alejado de corrientes hasta que doblen su volumen.

 

Y los introducimos en el horno solar.

En un horno eléctrico los hornearíamos a 200º C,  (previamente precalentado) durante unos 15 minutos.

 

Una vez horneados, los dejamos enfriar sobre una rejilla.

 

Tienen un intenso aroma a queso y un riquísimo sabor.

Escrito por Sus en . Publicado en Panecillos

Imprimir