Panecillos palmera

Panecillos palmera

Panecillos con forma de palmera, pero no como las palmeritas de pan o las de hojaldre, sino más bien como los árboles, al menos sus hojas,  en realidad se parece más esta forma que la otra, pero bueno, no les voy a cambiar ahora el nombre.

Dejando de darle vueltas al nombre, son unos deliciosos panecillos de mantequilla, buenísimos para comer solos, arrancando las hojas una a una y disfrutándolas, crujientitos en las puntas, blanditos en su interior y con el extra del rico aporte de sabor y textura de las semillas de sésamo negro. ¡Irresistibles!

Fuente: Gayathri´s Cook Spot

Ingredientes: (para 10 panecillos)

Para la parte de arriba:

Elaboración:

Ponemos en el bol de la amasadora, panificadora o para hacer a mano: el agua, la leche, el aceite, el azúcar, la sal y las semillas.

Encima añadimos la harina y la levadura.

Mezclamos  bien hasta obtener una masa homogénea.

Añadimos la mantequilla en trozos.

 

Volvemos a mezclar bien y amasamos hasta que la masa no se pegue a las paredes del bol.

Formamos una bola con la masa, untamos ligeramente de aceite el bol y la masa,lo tapamos con film igualmente untado y unos trapos limpios y la dejamos reposar hasta que doble su volumen.

 

Cuando lo haya hecho, depositamos la masa sobre la superficie de trabajo aceitada.

 

Amasamos un poco para desgasificar y la dividimos en ocho partes iguales de unos 60 gramos, para calcular el peso podemos utilizar la báscula.

 

Formamos barritas con cada trozo metiendo la masa hacia la parte de abajo y las colocamos sobre el papel de horno colocado en la bandeja de hornear.

Con la ayuda de una rasqueta o cuchillo afilado, hacemos 5 cortes dividiendo cada panecillo.

Con las manos abrimos las partes de arriba y juntamos las de abajo apretando un poco para que no se rompan una vez horneados.

 

Dejamos levar de nuevo en un lugar alejado de corrientes hasta que doblen su volumen. 

 

Cuando los panecillos hayan doblado su volumen, precalentamos el horno a 200º C.

Los pincelamos con mantequilla derretida teniendo cuidado de no pincharlos para que so se baje su volumen.

 

Espolvoreamos por arriba las semillas de sésamo.

 

Horneamos a 200ºC unos 15 minutos o hasta que los veamos tostados.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

 

Con el olor que desprende al hornearse es difícil aguantar a que estén del todo fríos.

Escrito por Sus en . Publicado en Panecillos

Imprimir