Baguettes salseando

Baguettes salseando

Una manera sencilla, sencilla para quien a alguna vez le ha apetecido hacer pan y no se ha atrevido por el miedo al amasado o formado.

La masa se hace la noche anterior y se hornea al día siguiente, el resto, disfrutar de un pan casero hecho por nosotros mismos.

Queda una corteza muy crujiente y una miga muy rica.

Fuente: Salseando en la cocina

Ingredientes:

Elaboración:

Mezclamos en un bol grande todos los ingredientes ayudándonos de una cuchara o espátula, no es necesario amasar, simplemente con que quede una mezcla homogénea es suficiente.

Tapamos el bol con un film aceitado y algún paño de cocina y lo dejamos reposar hasta el día siguiente fuera del frigorífico.

Es una masa muy hidratada (con gran cantidad de agua) y por lo tanto muy pegajosa, por lo que evitarmeos tocarla con las manos en la medida de lo posible.

Al día siguiente, vertemos la masa sobre la encimera enharinada generosamente, con ayuda de una espátula, la plegamos a la derecha, a la izquierda y luego hacia nosotros.

Dividimos la masa en tres partes iguales, estiramos cada parte con las manos e intentamos rotarla y plegarla sobre sí misma, sellando con los dedos.

 

La colocamos sobre un molde para baguettes , o sobre papel de hornear habiéndole dado forma de tejas.

Espolvoreamos con harina por encima las baguettes.

 

Tapamos la bandeja de horno con una fuente grande o con otra bandeja de horno, yo puse una que tengo de tamaño algo menor. Esto se hace para que conserve la humedad sin necesidad de meter una cazuela con agua dentro del horno.

 

Metemos en el horno previamente precalentado a 220ºC unos 40 minutos.

Pasado este tiempo, quitamos la bandeja de arriba y horneamos durante unos 20 minutos más a la misma temperatura.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

No es necesario hacer cortes a las barras, abren por sí mismas dándole un aspecto más rústico a nuestro panes.

Notas:

He probado una nueva versión con algún cambio:

-En lugar de 800g de harina, he utilizado la mitad (400g, sólo harina de fuerza), para una bandeja (3 panes) y la otra mitad (400g, mitad blanca de fuerza/mitad integral) para la otra bandeja (otros 3 panes). Adaptando el resto de cantidades de ingredientes, claro (la mitad).

-El primer levado lo hice en la nevera durante toda la noche (unas 9 horas).

-He hecho un segundo levado, más corto para los panes blancos (unos 45 minutos) y algo más largo par alos integrales (una hora y 15 minuots).

-El horneado también ha sido menos tiempo al ser las barras más pequeñas: 15 minutos tapados los panes y 15 minutos destapados a 220ºC.

El resultado ha sido muy satisfactorio, han salido con una fantástica corteza como los anteriores y con la miga más esponjosa.

 

Si no disponemos de moldes para las barras, podemos formarlas igualmente recogiendo la masa hacia la parte de abajo y depositarlas en la bandeja. Nos saldrán unas estupendas chapatas:

Escrito por Sus en . Publicado en Barras

Imprimir