Recetas

Para todos los días
Hogaza con masa madre sólida

Hogaza con masa madre sólida

Desde que tengo esta estupenda masa madre sólida, con la que elaboré las pasadas navidades tanto roscón de reyes como panettone, estoy disfrutando mucho de ella elaborando ricos panes como estas estupendas hogazas.

El formato de la hogaza es perfecto para unos tostas rústicas o acompañar cualquier comida, y debido al sabor que le aporta la masa madre y ser una elaboración casera, está tan rico que podemos comerlo sin más, por puro placer.

Fuente: Arturo Salvador

Ingredientes: (para 2 hogazas)

Para la masa:

  • 1000 g de harina de fuerza,
  • 630 g de agua (aprox),
  • 50 g de azúcar,
  • 20 g de sal,
  • 200 g de masa madre sólida.

Elaboración:

Echamos en un bol o en el de la amasadora la masa madre, el agua y el resto de ingredientes.

Mezclamos un poco. 

Amasamos hasta que la masa no se pegue a las paredes del bol.

Formamos una bola, la metemos en un bol aceitado tapado con film también untado con aceite. 

Dejamos reposar la masa en un lugar alejado de corrientes de frío. Dependiendo de la temperatura que haga puede tardar toda la noche o incluso más horas en doblar el volumen.

Una vez doblado, espolvoreamos harina sobre la superficie de trabajo, echamos la masa encima sobre la misma.

La dividimos en dos partes aproximadamente iguales intentando no sacarle mucho el aire.

Formamos las piezas deseadas, en esta ocasión una hogaza en forma de bola.

Y una barra grande.

Metemos a fermentar por segunda vez los panes con la unión hacia arriba en bannetones según la forma de los panes o en cestas con un trapo muy enharinado.

 

Dejamos reposar de nuevo tapadas hasta que doblen su volumen el tiempo que sea necesario.

Precalentamos el horno a 250º C  y una olla debajo con paños húmedos para generar vapor.

Volcamos con cuidado el bol con la masa sobre la bandeja de horno con papel de hornear encima.

Hacemos un corte a nuestro gusto.

Horneamos unos 40 ó 50 minutos bajando la temperatura 5ºC ó 10ºC cada 15 minutos hasta llegar a 200º C.

Podemos rociar el interior del horno son un spray con agua los primeros 5 ó 10 minutos para aumentar el vapor y que salga una corteza más crujiente.

A mitad cocción podemos retirar la olla con los paños húmedos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez frío, podemos comerlo, aunque en realidad conviene esperar al día siguiente para que se asienten bien los sabores, pero con el olorcillo que desprende es difícil resistirse, la verdad...

Imprimir Correo electrónico

Te enviamos las recetas por email:

Cada semana recibirás las nuevas recetas publicadas.
Términos y Condiciones

Sobre mí

  • Los inicios
    Al tener niños empecé a cocinar más en casa y hacer fotos de mis elaboraciones. Cuando tenía muchas decidí darles forma mediante el blog. Descubrí la magia del pan y de lo gratificante que es cocinar en general.
  • Nuestra filosofía
    Como el nombre del blog indica "Tú te lo guisas" es una forma de invitar a que os metáis en la cocina, si se puede hacer en casa, mejor que comprarlo ya hecho.
  • Recetas testadas
    Nuestras recetas pueden ser propias o no, pero en cualquier caso, todas han sido hechas por nosotros y las fotografías son el resultado de ello.
Esta página utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer sus servicios. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Aceptar | Más información