Bizcocho chiffon de chocolate

Bizcocho chiffon de chocolate

El chiffon o chifón es una tela muy ligera, tela ésta que da nombre a este bizcocho, con lo que os podéis hacer una idea de lo ligero y esponjoso que es, aunque para comprobarlo lo mejor es comerlo, tiene la misma textura que este de limón que se elabora con la misma técnica.

El resultado es tan rico e increíble que enamora.

Con esta receta sale bastante cantidad, pero eso no es ningún problema ni inconveniente, ya que gusta tanto que desaparece casi sin darse cuenta, además es ideal para regalar o compartir y si no es el caso también se puede congelar, aguanta perfectamente.

Ingredientes: (para un molde tipo bundt de unos 25 cm de diámetro y otro de 15 cm de diámetro)

Para el bizcocho:

Para el glaseado:

Elaboración:

Con estas cantidades, hice dos bizcochos, por volumen podría hacerse todo en un molde más grande, pero debería de ser de los del tipo bundt, es decir, con agujero, porque si lo hiciésemos en uno amplio, caería por su peso del molde y ha de mantenerse en él hasta que se enfríe boca abajo.

Precalentamos el horno a 165º C con aire.

Hacemos el café, lo dejamos templar.

Separamos las yemas de las claras, reservamos las claras en el bol que las vayamos a montar.

Tamizamos la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato, la sal y la mitad del azúcar (150 g). Mezclamos bien. En la thermomix 10 segundos a velocidad 6.

 

Batimos en un bol o en la batidora las yemas, el aceite, el café y la vainilla hasta que espume. En la thermomix 1 minuto con la mariposa a velocidad 3,5.

Vamos incorporando la mezcla de la harina a cucharadas poco a poco con la batidora en marcha a velocidad lenta hasta que se integre. En la thermomix a cucharadas por el bocal con la máquina a velocidad 2.

 

Por otro lado montamos las claras con el cremor tártaro, cuando empiecen a espumar añadimos el resto del azúcar (150 g) y seguimos montando hasta que estén bien firmes. En la thermomix, vaso bien limpio con la mariposa a velocidad 3,5.

 

Mezclamos parte de las claras a la masa de chocolate, vamos uniendo para igualar texturas, repetimos la operación un par de veces.

Juntamos ambas preparaciones y mezclamos bien con una espátula y movimientos envolventes.

La textura de esta masa ya nos hace ver cómo será de esponjoso el bizcocho una vez cocido.

Echamos la masa en los moldes SIN ENGRASAR.

 

Horneamos unos 40 minutos a 165º C con ventilador o hasta que esté hecho. Podemos comprobarlo pinchado con un palillo y si este sale limpio es que está cocinado.

Volcamos el molde sobre una rejilla con cuidado y lo dejamos enfriar así.

Una vez frío, desmoldamos ayudándonos de algún utensilio de plástico o madera fino.

Mientras se enfría, podemos preparar el glaseado.

Ponemos en un bol al baño María el chocolate junto a la mantequilla en dados y la glucosa, lo derretimos y dejamos templar ligeramente.

Lo echamos sobre nuestro o nuestro bizcochos.

¡¡A disfrutarlo!!

Escrito por Sus en . Publicado en Bizcochos

Imprimir