Galletas tipo oreo caseras

Galletas tipo oreo caseras

Tengo desde hace tiempo esta receta que me pasaron, al ser de un blog inglés las medidas estaban en tazas y demás, así que hice la conversión a gramos para que resultara más fácil para quienes estamos acostumbradas a trabajar así.

Llevaba tiempo sin hacerlas, aprovechando que me las pidieron los peques, he remozado un poco la receta y añadido las fotos del paso a paso.

Su elaboración es quizá un poco entretenida, pero el resultado vale la pena, salen unas galletas muy ricas que encantarán a los más pequeños y a los que no lo son tanto.

Fuente: entrecomadres

Ingredientes: (para unas 21 galletas de 5 cm de diámetro)

Masa de Galleta:

Relleno:

Elaboración:

En un bol tamizamos la harina, el cacao en polvo, el bicarbonato y la sal.

Mezclamos bien con una cuchara.

Derretimos la mantequilla en el microondas y la mezclamos con el azúcar y los huevos en otro bol, batiéndolo ligeramente con las varillas.

Luego añadimos la mezcla de la harina poco a poco a la vez que seguimos batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

Dividimos la masa en dos partes iguales. Para ello podemos ayudarnos de la báscula.

Formamos una bola con cada parte de la masa.

Colocamos una bola de la masa entre dos papeles de hornear, la aplastamos un poco con las manos y la estiramos con el rodillo hasta conseguir una plancha fina. Hacemos lo mismo con la otra.

Ponemos las planchas de masa con los papeles de horno sobre una bandeja y los metemos al frigo una media hora al menos. Cuanto más fría esté la masa mejor se cortará.

Mientras podemos aprovechar para preparar el relleno:

En un bol grande batimos la mantequilla hasta que este suave y esponjosa.

Agregamos poco a poco el azúcar glacé, el azúcar normal y avainillado o el aroma y el agua.

Continuamos batiendo hasta que esté bien mezclado.

Reservamos fuera del frigo, para que no endurezca.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Sacamos la masa de la nevera, retiramos el papel de horno de la parte de arriba y cortamos las galletas con algún molde redondo.

Vamos colocándolas sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear.

Hornemos a 180ºC, unos 8 ó 10 minutos. Vigilando que no se quemen, ya que por el color es difícil de ver.

Las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando estén frías untamos la crema del relleno que habíamos preparado anteriormente. Para ello ponemos una pequeña cantidad de relleno con un cuchillo de untar sobre la mitad de las galletas.

Para asegurarnos que quede equilibrado y ninguna se queda sin relleno, lo ponemos en todas las mitades antes de taparlas, así podemos añadir o quitar si necesitamos. También podemos pesar la crema y dividir su peso entre la mitad de las galletas.

Tapamos las galletas que tienen el relleno con las restantes. El relleno debe de quedar al centro, así al tapar con la otra galleta, se presiona con cuidado y se reparte de manera uniforme.

Podemos conservarlas guardadas en un recipiente bien cerrado en la nevera hasta 5 días, si es que no se las comen antes, ¡je! 

Escrito por Sus en . Publicado en Galletas

Imprimir