Pastas de té

Pastas de té

Las pastas de té son unas deliciosas galletas de mantequilla muy parecidas de sabor y textura a las de esta otra receta que se pueden hacer con la pistola de galletas, pero sin necesidad de tener en casa más que una manga pastelera desechable y una boquilla rizada aunque sea ésta de plástico. Perfectas para acompañar un buen té como su propio nombre indica, café, leche o para comer solas sin más, seguro que no duran mucho en casa.

Ingredientes:

Para la masa:

Para decorar:

Elaboración:

Precalentamos el horno a 160º C con ventilador o 170º C sin.

Ponemos en un bol o en el de la amasadora el azúcar glacé con la mantequilla en pomada.

Batimos con la pala hasta que forme una masa homogénea.

Añadimos la leche con la máquina a velocidad lenta, seguimos batiendo.

Incorporamos el huevo con la vainilla igualmente con la máquina en marcha. Batimos de nuevo.

Vamos echando la harina tamizada junto a la sal poco a poco a cucharadas con la máquina también en marcha lenta.

Batimos bien hasta que se integre todo.

Colocamos la masa en una manga pastelera con boquilla rizada mediana o grande (al gusto).

Formamos las galletas haciendo ondas o círculos, en el centro de cada cual podemos poner guindas.

Horneamos de 15 a 20 minutos (o hasta que estén doradas) a 160º C con ventilador o 170º C sin.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Si nos gusta, podemos derretir un poco de chocolate y untar las puntas de las galletas o su parte de atrás.

Preparamos té o café (aunque no es necesario en absoluto) y comemos.

Las podemos conservar en una caja metálica.

Escrito por Sus en . Publicado en Galletas

Imprimir