Muffins con dulce de leche en Horno Solar

Muffins con dulce de leche en Horno Solar

Esta receta la tenía guardada desde hacía tiempo, pero como quería hacerlos con dulce de leche casero, hasta que no lo tuve hecho, no "podía" hacer estos muffins.

Como había leído que a Chari le habían quedado unos muffins muy esponjosos en este horno, que he podio probar gracias al Desafío Solar lanzado por el blog Gastronomía Solar, tenía claro que los iba a hornear con la energía del sol.

Salen realmente esponjosos y muy ricos, el chocolate y el dulce de leche combinan de maravilla.

Fuente: Gusto en Cocinarte

Ingredientes: (para 6 muffins)

Elaboración:

Lo primero que haremos sera precalentar el horno. Para ello simplemente lo ponemos al sol bien orientado. Dependiendo de la época del año necesitará estar más o menos tiempo calentándose. Cuando los hice, a finales del invierno, lo tuve una hora.

Si lo hacemos con horno eléctrico lo precalentamos a 180ºC.

Batimos con las varillas la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta que sea una mezcla cremosa.

 

Añadimos los huevos uno a uno batiendo sin parar. Después incorporamos la leche.

En un bol aparte tamizamos la harina junto con la levadura, el bicarbonato y el cacao en polvo y lo mezclamos bien con una cuchara.

Vamos incorporando poco a poco y sin para de batir la mezcla de la harina, cacao, etc, hasta conseguir una mezcla homogénea. 

Vertimos la masa en cápsulas de papel metidas a su vez en algún molde rígido, como en flaneras de aluminio, que no es el material ideal para cocinar con el sol, pero como no tenía otra cosa fue lo que utilicé y parece que no interfirió mucho en que salieran bien.

Echamos un poco de masa, ocupando un poco menos de la mitad de la cápsula, después una cucharada de dulce de leche y por último masa de nuevo. 

Y los ponemos sobre una bandeja de horno e introducimos en el mismo.

Si los hacemos en horno eléctrico, los horneamos a 180º C unos 20 minutos.

Al poco rato veremos como empiezan a subir.

Y en un ratito más estarán a punto. En total estuvieron casi una hora. Otra de las cosa buenas que tienen este horno, aparte del ahorro energético, es lo bien que se ve lo que cocinamos en él, que prácticamente no hace falta abrirlo para saber si están o no cocinados los alimentos.

Y ya están listos los muffins.

Los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Y una vez fríos, si somos capaces de esperar, podemos disfrutar de estos riquísimos muffins con su dulce relleno.

Escrito por Sus en . Publicado en Muffins

Imprimir