Brioche decorado

Brioche decorado

Me encantan los panes decorados o con curiosas formas como el pan girasol, gracias a éste conocí a Sylvie, una compañera bloguera de Francia que también se animó a elaborarlo y publicarlo. Es genial poder compartir recetas con amigos de otros países y lenguas.

Hace unos pocos días, compartió conmigo la publicación de otra compañera de este brioche. En cuanto lo ví, supe que tenía que hacerlo, y me alegro, ya que está delicioso.

Perfecto para regalar y compartir con familia y amigos.

Fuente: Amuse Bouche

Ingredientes: 

Para la masa:

Para pincelar entre capas:

Para pincelar por arriba:

Elaboración:

Ponemos la leche, los huevos, el azúcar, la mantequilla, la harina y la levadura en un bol, mezclamos y asamos hasta que se despegue de las paredes del mismo. 

 

Seguimos amasando hasta que su textura sea lisa y suave.

Este tipo de masas dulces necesitan mayor tiempo de amasado al tener una mayor proporción de líquidos y humedad que aporta el resto de ingredientes.

Formamos una bola, la ponemos en un bol tapada con film transparente aceitado y la dejamos hasta que doble su volumen bien tapada en un sitio alejada de corrientes. 

Cuando lo haya hecho, sacamos la masa del bol a la superficie de trabajo ligeramente aceitada y la dividimos en 4 partes del mismo peso.

Con cada porción hacemos una bola.

La colocamos sobre un papel de horno y la estiramos en forma de círculo con el rodillo hasta que tenga un grosor de medio centímetro aproximadamente.

La pincelamos con la mantequilla derretida mezclada con el azúcar moreno.

 

Estiramos la siguiente bola y colocamos sobre la anterior, pincelamos de nuevo y así hasta tener las 4 porciones una sobre otra.

Colocamos un tapón de plástico limpio o el cubilete de la thermomix en el centro de nuestras masas para evitar cortar esa zona.

Con un cuchillo afilado hacemos 8 cortes llegando al extremo.

En el centro de estos cortes realizamos más, esta vez sin llegar al extremo.

Con los dedos vamos girando la masa hacia afuera para conseguir el efecto deseado.

Así hasta doblar todo el brioche.

Con una rasqueta o cuchillo marcamos las partes centrales en recto y las puntas en diagonal. 

Dejamos reposar de nuevo hasta que doble su volumen, podemos dejarlo dentro del horno apagado.

Cuando lo haya hecho precalentamos el horno a 180º C. Pincelamos con la mezcla de huevo, azúcar y leche.

 

Lo horneamos unos 25 minutos a 180º C, si vemos que se dora demasiado por arriba, lo tapamos con papel de aluminio.

Dejamos enfriar sobre una rejilla. 

 

El olorcillo que flota por la casa mientras se hornea es algo que hay que probar y darle pellizcos al brioche una vez horneado también, ¡je, je!

Escrito por Sus en . Publicado en Clásicos

Imprimir