Coca de embutido y panceta

Coca de embutido y panceta

Este tipo de coca salada es algo distinta a las de verduras, la masa es algo más sencilla, lleva menos ingredientes y para darle algo más de carácter recibe la ayuda de una masa de arranque, que no es más que una pequeña masa con un poco de levadura que luego se mezcla con el resto de ingredientes.

Este tipo de coca es típico de la comarca de Utiel-Requena, se conoce con distintos nombres según la población: coca, bollo, blandilla... Podemos variar en algo lo que le ponemos arriba, pero en general lo que llevan es embutido.

Es una combinación muy rica con la que disfrutar tanto en casa como al aire libre.

Ingredientes: (para cuatro cocas)

Para la masa de arranque:

Para la masa final:

Para la parte de arriba:

Elaboración:

Ponemos en un bol mediano los ingredientes de la masa de arranque o en la amasadora o thermomix.

Mezclamos y amasamos hasta que se despegue de las paredes del bol.

Formamos una bola con la masa, la sumergimos en agua templada en un bol.

Esperamos hasta que suba a la superfície.

Hacemos trozos con la masa de arranque y la ponemos con el resto de ingredientes de la masa en un bol, en el de la amasadora o thermomix.

Mezclamos y amasamos hasta que la masa no se pegue a las paredes del bol de nuevo.

Formamos una bola con la masa y la ponemos en un bol aceitado, la tapamos con film también aceitado.

Dejamos reposar en un sitio cálido hasta que doble su volumen.

Cuando haya doblado su volumen, sacamos la masa a nuestra superficie de trabajo.

 

Dividimos la masa en cuatro partes iguales.

Estiramos cada parte de la masa en forma de rectángulo.

Las colocamos sobre la bandeja de horno forrada con papel de hornear.

Freímos la panceta y las longanizas por ambos lados, simplemente las doramos por fuera, no hace falta que se cocinen del todo por dentro porque luego terminarán de hacerse en el horno.

Reservamos el aceite.

Lo colocamos sobre las cocas apretando hacia abajo de la masa.

Dejamos que reposen en un lugar cálido hasta que doblen su volumen.

Un poco antes de que estén listas, precalentamos el horno a 250º C.

Una vez lo hayan hecho, pincelamos con el aceite reservado las cocas.

Las horneamos 15 minutos a 250º C.

Dejamos reposar sobre una rejilla.

Cuando estén frías o no, ya podemos dar buen cuenta de ellas. 

 

Escrito por Sus en . Publicado en MASAS SALADAS

Imprimir