Palitos de morcilla

Palitos de morcilla

Unos deliciosos palitos salados para picotear, merendar o acompañar algún plato ligero. Llevan un toque de semillas de anís, pero sin pasarnos, para que no predomine y un toque de una buena morcilla que le aportan un sabor estupendo.

Es una masa que no necesita reposos, muy fácil de manejar y muy rica.

Cuando hago recetas con este tipo de masas, en casa duran muy poco, debería hacer más cantidad cada vez, ya que empiezan a picotear, comentando lo ricos que están hasta que desaparecen por completo, pero eso es bueno, señal de que han gustado.

Ingredientes: (para unos 23 palitos de unos 10 centímetros de longitud)

Elaboración:

Salteamos la morcilla sin piel en una sartén. Dejamos templar.

Ponemos en un bol el agua, el aceite, la sal y el extracto de malta.
Añadimos, la harina, las semillas, la morcilla y la levadura. 

 

Mezclamos y amasamos bien hasta que la masa no se pegue a las paredes del bol

Precalentamos el horno a 180º C.

Vamos cogiendo porciones de unos 20 gramos de masa y la estiramos en forma de rectángulo de unos 10 centímetros de grosor.

 

Las vamos colocando en una bandeja de horno con papel de hornear, aplastando un poco con los dedos.

Si nos gustan muy crujientes, tendremos que estirarlas más para que queden más finas. 

 

Horneamos a 180º C unos 20 minutos o hasta que las veamos doraditas, depende del grosor del que las hayamos dejado.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez frías, espabilad, que no duran nada.

Escrito por Sus en . Publicado en Colines

Imprimir