Empanada Gallega

Empanada Gallega

Desde que empecé con esto de las masas y los panes, tenía ganas de hacer una empanada gallega, pero por las dimensiones de la misma o porque me parecía que iba a ser más complicado, no me decidía. Una vez hecha me he dado cuenta que se puede hacer con la mitad de ingredientes si la queremos más pequeña o congelar lo que no vayamos a comer en poco tiempo, ya que queda perfecta para comerla después.

El relleno de por sí ya está muy bueno y como además el aceite de hacerlo se utiliza para la masa, resulta una mezcla perfecta. Una receta ideal para comer y compartir con la familia y amigos.

Fuente: mundorecetas

Ingredientes: (para una empanada tamaño bandeja de horno)

Para el relleno

Para la masa:

Para pintar:

Elaboración:

Lo primero que debemos hacer para la empanada es el guiso de su relleno.

Con mucho aceite (que luego necesitaremos para la masa), rehogamos a fuego suave el ajo, la cebolla y el pimiento cortados a trocitos pequeños. A media cocción añadimos el tomate triturado, salpimentamos y dejamos pochar a fuego suave. Al final añadimos el pimentón y dejamos enfriar. Reservamos.

También podemos tener preparado el guiso del día anterior y así facilitarnos el trabajo.

Para hacer la masa ponemos todos los ingredientes de la misma en un bol o en la amasadora. 

Y amasamos hasta conseguir una masa lisa y con una consistencia homogénea. Es una masa muy manejable y elástica, y al llevar incorporado el aceite del guiso de las verduras tiene un agradable aroma. 

Dejamos reposar la masa tapada en un lugar cálido y alejado de corrientes hasta que doble su volumen.

Una vez lo haya hecho, dividimos la masa en dos partes iguales. Una la utilizaremos para la base y la otra para la parte de arriba. 

Sobre un trozo de papel de horno, estiramos la masa con la ayuda de un rodillo hasta conseguir un rectángulo del tamaño aproximado de nuestra bandeja de horno.

Colocamos la masa con el papel en la bandeja de horno, ponemos encima las verduras del guiso escurridas y las repartimos bien. Añadimos el atún repartiéndolo igualmente y el huevo cocido picado pequeñito. 

Precalentamos el horno a 250º C.

Estiramos la otra mitad de la masa sobre la encimera ligeramente aceitada ayudándonos nuevamente del rodillo hasta conseguir un rectángulo de tamaño similar al anterior. Le hacemos un agujero en el centro con un descorazonador de manzanas u otro utensilio que nos haga un círculo de un tamaño similar y colocamos la masa encima del relleno cubriendo toda la empanada. Sellamos por los extremos, pinchamos de manera uniforme con una brocheta y pintamos con huevo batido para dar brillo. 

Bajamos la temperatura del horno a 220º C y horneamos durante unos 45 minutos, con calor arriba y abajo los primeros 25 minutos, el resto sólo con calor por abajo para que no se dore en exceso la parte de arriba. Los tiempos de horno son orientativos, ya que cada horno puede ser algo distinto.

Dejamos enfriar sobre una rejilla. 

Escrito por Sus en . Publicado en Demás

Imprimir