Empanadillas de espinacas

Empanadillas de espinacas

Las empanadillas son un rico tentenpié que podemos usar como entrante, almuerzo o merienda. El relleno de las mismas puede ser tan variado como deseemos, desde el clásico pisto, hasta de carne, atún o de espinacas como éstas. Las podemos comer solas o acompañar con una salsa ligera de queso aprovechando el aceite que sobra de cocinarlas.

Quedan muy ricas y crujientes, seguro que vuelan.

Ingredientes: (para unas 10 empanadillas medianas)

Para la masa:

Para el relleno:

Para la salsa:

Para dar brillo:

Elaboración:

De la masa:

Ponemos todos los ingredientes de la masa en un bol, la amasadora o en la thermomix, mezclamos bien y amasamos hasta que tenga una consistencia homogénea.

Formamos una bola con la masa y la dejamos reposar en el frigo envuelta en film mientras preparamos el relleno.

Del relleno:

Con thermomix:

Ponemos en el vaso el aceite, las pasas y los piñones. Sofreímos 4 minutos, 120º C, velocidad cuchara.

Añadimos las espinacas y la sal. Cocinamos 2 minutos, 120º C, velocidad cuchara.

Incorporamos el queso a trozos, mezclamos bien con una espátula.

Lo pasamos al cestillo dentro de un bol y lo dejamos escurriendo para que suelte el exceso de aceite que luego aprovecharemos para la salsa

Sin thermomix:

Ponemos en una sartén el aceite, las pasas y los piñones. Sofreímos unos 5 minutos.

Añadimos las espinacas y la sal. Cocinamos un par de minutos.

Incorporamos el queso a trozos, mezclamos bien con una espátula.

Lo pasamos a un colador dentro de un bol y lo dejamos escurriendo para que suelte el exceso de aceite que luego aprovecharemos para la salsa

Precalentamos el horno a 200º C.

Estiramos la masa ayudándonos de un rodillo, es una masa muy elástica, .

En esta ocasión utilicé un cortador que quería probar para que quedasen con forma triangular, no es el más adecuado precisamente por la elasticidad de la masa, ya que el peso del relleno se iba hacia abajo.

Simplemente cortando la forma deseada: círculos, cuadrados o triángulos, podríamos rellenarlos y luego sellarlos, conviene mojar un poco los bordes con el dedo húmedo para que se peguen mejor y apretar bien los mismos.

La forma clásica de las empanadillas la podéis ver en ESTA RECETA.

Una vez recortadas y selladas las empanadillas las colocamos en una bandeja de horno con papel de horno y las pincelamos con el huevo batido.

Horneamos a 200º C, unos 15 minutos o hasta que estén doraditas.

De la salsa:

Unimos el aceite de haber escurrido las espinacas y el queso crema, lo mezclamos con un robot de cocina o con una espátula hasta que esté bien mezclado.

Lo pasamos a un bol.

Una vez horneadas las empanadillas, las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Las servimos y comemos. ¡Deliciosas!

 

Escrito por Sus en . Publicado en Demás

Imprimir