Naranjas confitadas

Naranjas confitadas

Había visto en numerosas ocasiones los roscones de reyes decorados con esta fruta, pero en realidad ni siquiera me había planteado que fueran confitadas, pensaba que quedaban así por la acción del horno.

Cuando me enteré que sí estaban confitadas, pensé que sería algo complicado de hacer, pero resulta que es muy sencillo. Además pueden servirnos par adornar cualquier otro postre como un flan o un bizcocho.

Fuente: mundorecetas

Ingredientes:

Elaboración:

Limpiamos bien la cáscara de la naranja, debajo del grifo con un cepillo.
Cortamos la naranja con su cáscara, en gajos o en rodajas (como prefiramos) con un cuchillo bien afilado.

Ponemos en un cazo el agua y el azúcar, echamos la naranja y la tenemos a fuego lento hasta que esté hecha, alrededor de una hora.

De vez en cuando debemos de mover el cazo, sin tocar los trozos de naranja para que no se rompan.

Una vez hechas podemos sacarlas a una rejilla y pasadas unas horas, guardarlas envueltas en papel de horno en un sitio frío y seco o en papel film y congelarlas, o conservarlas en un bote de cristal con su almíbar en el frigo.

Escrito por Sus en . Publicado en Mermeladas, confituras

Imprimir