Crema catalana avainillada

Crema catalana avainillada

Un postre clásico muy rápido y sencillo de hacer. Lo único que hemos de tener en cuenta es que si lo queremos para después de la comida, por ejemplo, hacerlo por la mañana para que dé tiempo a enfriarse.

El toque que distingue a este postre es la caramelización del azúcar que se pone en la superficie, que hace que quede arriba una capita crujiente. Para ello necesitaremos un quemador de crema catalana o un soplete de cocina, a ser posible que éste último no sea malo malísimo como el nuestro que se rompió terminando de quemar el azúcar de estas cremas.

Esta crema suele ir aromatizada con canela, pero como me gusta más el sabor a vainilla, sustituí una por otra.

Fuente: Directo al Paladar

Ingredientes: (para 4 personas)

Para la crema de chocolate:

Elaboración:

Para este postre sólo necesitamos las yemas de los huevos, pero no hemos de tirar las claras, las podemos aprovechar para hacer este rico bizcocho de claras y mandarinas.

Del medio litro de leche, apartamos un poco en una tacita y diluimos en ella la maizena.

Ponemos en un cazo la leche con la piel de limón y naranja y la vainilla raspada con un cuchillo y su vaina.

La llevamos al fuego hasta que hierva. Retiramos de la fuente de calor y reservamos.

En un bol aparte mezclamos y batimos las yemas con el azúcar y la maizena disuelta en el poquito de leche.

Colamos la leche hervida sobre la mezcla de los huevos. Echamos de nuevo en un cazo la mezcla resultante y la ponemos a fuego medio, removiendo hasta que espese.

Una vez lo haya hecho, repartimos la crema en los cuencos que hayamos elegido para servir.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y llevamos al frigo un par de horas.

En el momento de servir, sacamos del frigo, espolvoreamos la superficie con azúcar y la quemamos con un soplete de cocina o quemador de crema catalana.

Y ya la podemos comer.

Escrito por Sus en . Publicado en Cremas, mousses

Imprimir