Merenguitos de Halloween

Merenguitos de Halloween

Un dulce muy fácil de hacer, es el típico merengue horneado, sólo que un poco disfrazado de fantasmita, puede servir para una divertida fiesta de Halloween o de disfraces.

Lo más entretenido es ponerle los ojitos y lleva un tiempo largo de cocción y enfriado por lo que lo ideal es hacerlos el día antes a cuando los vayamos a necesitar, así los tenemos fríos y listos para nuestra fiesta.

Fuente: Dulces que jode

Ingredientes:

Elaboración:

Ponemos en el bol de la batidora las claras, empezamos a batir con las varillas a velocidad media hasta que empiecen a espumar.

Vamos añadiendo poco a poco con la máquina en marcha el azúcar a cucharadas, la maizena y la esencia, subimos la velocidad y seguimos batiendo hasta que el merengue forme picos.

Precalentamos el horno a 80ºC.

Ponemos el merengue en una manga pastelera con una boquilla lisa mediana.

Colocamos papel de horno sobre una bandeja de hornear, formamos los merenguitos subiendo un poco la manga y dando un giro rápido al final para que quede un pico.

Ponemos los ojos y boca si queremos con gotas de chocolate.

Horneamos unas 2 horas y media a 80ºC, dejamos que se enfríe y pierda el calor por completo, dentro del mismo horno.

Los que llevaban boca salieron un poco burlones, eso o les había sentado mal el chocolate ¡je, je!

El resto parecían más formalitos, pero más que susto daban un poco de penita con esos ojos como diciendo: "¡¡No me comas!!" Lo malo que nadie les hizo caso y acabaron "un poco" maltrechos entre las mandíbulas de los comensales.

Escrito por Sus en . Publicado en Postres a bocados

Imprimir