Moussaka

Moussaka

La moussaka es un plato típico griego, muy parecido a la lasagna, pero en lugar de capas de pasta se utilizan berenjenas. Suele hacerse con carne de cordero, pero podemos adaptar a nuestros gustos y hacer con otro tipo de carne como ternera u cerdo o una mezcla de ambos, también podría ponerse un fondo de patatas, de todos modos está muy rico y es ideal para cualquier día de la semana.

Ingredientes: (para 6 raciones)

Para la bechamel:

Elaboración:

Con thermomix:

Lavamos y cortamos en rodajas de aproximadamente 1 centímetro las berenjenas.

Las colocamos en ambas bandejas del varoma. Reservamos.

Sin thermomix:

Lavamos y cortamos en rodajas de aproximadamente 1 centímetro las berenjenas. Las untamos con aceite y las colocamos en en una bandeja de horno con papel de hornear, las cocinamos unos minutos a 180º C hasta que se ablanden. Reservamos.

Con thermomix:

Pelamos la cebolla, la zanahoria y los champiñones, lavamos junto al pimiento, hacemos trozos grandes con ellos.

Lo ponemos todo en el vaso y troceamos 4 segundos a velocidad 4.

Añadimos el tomate triturado, el aceite, las especias y las hierbas aromáticas.

Cocinamos 7 minutos, temperatura varoma, velocidad 1.

Sin thermomix:

Pelamos la cebolla, la zanahoria y los champiñones, lavamos junto al pimiento, hacemos trozos pequeños con ellos. Lo ponemos todo en una sartén junto al tomate triturado, el aceite, las especias y las hierbas aromáticas. Cocinamos unos 10 minutos a fuego medio.

Con thermomix:

Si en casa hay niños a quienes no les gusta encontrar trozos de verdura, podemos triturarlo en este momento, unos 30 segundos a velocidad 5-10. Añadimos la carne picada. Colocamos el varoma con las berenjenas reservadas en su posición. Cocinamos 20 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

Sin thermomix:

Si en casa hay niños a quienes no les gusta encontrar trozos de verdura, podemos triturarlo en este momento con una turmix hasta que tenga la textura deseada. Añadimos la carne picada. Cocinamos unos 25 minutos a fuego medio, ha de evaporar parte de los líquidos.

Con thermomix:

Quitamos el varoma de su sitio y vamos colocando la primera capa de berenjenas en una fuente apta para horno.

Si vemos muy líquida la salsa, la ponemos 5 minutos más, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Con el cestillo en lugar del cubilete para que evapore bien.

Reservamos en un bol.

Sin thermomix:

Vamos colocando la primera capa de berenjenas en una fuente apta para horno.

Bechamel:

Con thermomix:

Sin lavar el vaso, ponemos el aceite, calentamos 1minuto, temperatura varoma, velocidad 1.

Echamos la harina, la tostamos 2 minutos temperatura varoma, velocidad 1.

Añadimos la leche, la sal, la pimienta y la nuez moscada, cocinamos 7 minutos, temperatura varoma, velocidad 4.

Nota: con la TM-5, en lugar de temperatura varoma, utilizaremos 120º C.

Sin thermomix:

En una sartén ponemos el aceite, cuando esté caliente, echamos la harina y doramos, vamos añadiendo la leche poco a poco removiendo todo el rato con unas varillas para que no queden grumos.

Añadimos, la sal, la pimienta y la nuez moscada.

Seguimos removiendo hasta terminar con la leche y tener una textura espesa.

Sobre la capa de berenjenas que ya teníamos colocada en la fuente de horno, ponemos la mitad de la salsa de tomate, colocamos otra capa de berenjenas y cubrimos con el resto de tomate.

Echamos encima la bechamel.

Espolvoreamos con el queso rallado y gratinamos unos 10 minutos a 200º C o hasta que lo veamos dorado.

Gratinamos unos 10 minutos en el horno a 200º C.

Servimos.

Escrito por Sus en . Publicado en Verduras

Imprimir