Albóndigas de bacalao

Albóndigas de bacalao

El bacalao es uno de los pescados que más gusta en casa, por su versatilidad, agradable sabor y textura.

Estas albóndigas son típicas de la comunidad valenciana, en realidad es un plato de aprovechamiento, pero si tenemos muchas ganas de comerlas como era mi caso, cocemos el bacalao y las patatas a propósito, no importa ¡je, je!

Es un bocado muy suave y delicioso por la mezcla de los ingredientes que lleva y muy fácil de comer por su tamaño

Fuente: libro "Nuestra Cocina Regional" (thermomix)

Ingredientes: (para unas 20 albóndigas)

Para la masa:

Para rebozar y freír:

Elaboración:

Con thermomix:

Ponemos en el vaso 500 g de agua, cortamos las patatas en rodajas de 1 cm aproximadamente y las introducimos en el cestillo.

Colocamos el trozo de bacalao en el varoma. Reservamos

Situamos el cestillo dentro del vaso. Programamos 20 minutos, varoma, velocidad 1. Cuando termine, colocamos el varoma con el bacalao en su sitio y programamos 5 minutos más, varoma, velocidad 1.

Sin thermomix:

Ponemos en un cazo u olla las patatas, las cocemos a fuego medio hasta que estén hechas.

Ponemos en otro cazo u olla pequeña, el bacalao, lo cocemos unos minutos hasta que esté cocinado, tarda muy poco, así que estaremos atentos.

Con thermomix:

Cuando termine el tiempo, quitamos el varoma de su sitio y sacamos el cestillo con la espátula, dejamos templar.

Sin thermomix:

Escurrimos las patatas y el bacalao, dejamos templar.

Con thermomix:

Ponemos en el vaso la cebolla, el ajo y el aceite, troceamos 4 segundos a velocidad 4. Sofreímos 10 minutos, varoma, velocidad 1, sin el cubilete.

Sin thermomix:

Pelamos y troceamos la cebolla y el ajo, sofreímos con el aceite en una sartén a fuego medio.

Con thermomix:

Desmigamos el bacalao desechando la piel y las espinas.

Ponemos en marcha la máquina a velocidad 3, introducimos por el bocal el pimentón, las patatas, el bacalao y las yemas hasta obtener una pasta homogénea. Rectificamos de sal.

Sin thermomix:

Desmigamos el bacalao desechando la piel y las espinas.

Picamos y mezclamos con una picadora o similar el pimentón, las patatas, el bacalao y las yemas hasta obtener una pasta homogénea. Rectificamos de sal.

Pasamos la masa a un bol, incorporamos el perejil picado y los piñones, mezclamos bien con una espátula.

Calentamos bien el aceite en una sartén o freidora.

Batimos ligeramente las claras, formamos las albóndigas con la ayuda de dos cucharas soperas.

Vamos rebozando las albóndigas en las claras y las freímos en la sartén, primero por un lado y luego por el otro, hasta que estén doraditas.

Las vamos dejando sobre un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y enseguida que no quemen, ¡a comer!

Escrito por Sus en . Publicado en Para picar

Imprimir