Piruletas de queso y sésamo

Piruletas de queso y sésamo

Un delicioso aperitivo, muy fácil de hacer, casi casi sin cocinar, lo único unos truquitos para que quede bien.

Ideal para cualquier fiesta o celebración por lo vistosa que queda su presentación o para cualquier día que nos apetezca poner algo más bonita la mesa.

Con queso manchego curado quedan muy ricas estas piruletas, aunque es cierto que podemos utilizar otro similar que nos guste, igual podemos hacer con las semillas.

Fuente: thermomix

Ingredientes: (para 8 piruletas)

Elaboración:

Ponemos a remojo en agua fría los 8 palos de las brochetas durante unos 15 minutos, así evitamos que se quemen.

Precalentamos el horno en su función de gratinar a 200º C.

Colocamos sobre una fuente de horno (mejor si su superficie es totalmente recta) un papel de hornear o silpat.

Sobre ésta ponemos las brochetas separadas y con las puntas alternas.

Ponemos un aro de emplatar o cortapastas de unos 5 cm de diámetro sobre el extremo de la brocheta que no pincha, echamos dentro el queso rallado y el sésamo.

Hacemos lo mismo con las demás brochetas.

Gratinamos de 5 a 10 minutos vigilando, porque se dora enseguida, dependiendo de lo que caliente vuestro horno.

Esperamos unos minutillos que se enfríe y sacamos.

Servimos en vasos altos.

Muy ricos y crujientes.

Escrito por Sus en . Publicado en Para picar

Imprimir