Profiteroles de queso y salmón

Profiteroles de queso y salmón

Los profiteroles o lionesas son un pastelito ligero que se puede rellenar tanto de cremas dulces (nata, crema pastelera, chocolate...) como de saladas como en esta receta. Su masa, la pasta choux lleva un poco de azúcar, pero al no predominar, su sabor es bastante neutro, por lo que permite casi cualquier relleno.

Éste es muy sencillo y fácil de hacer, es un entrante ideal para cuando tenemos invitados, ya no sólo por su sencillez, sino porque podemos tenerlo preparado con antelación, además es una combinación que queda perfecta y muy rica.

El salmón puede ser ahumado o curado, muy fácil de elaborar siguiendo ESTA RECETA.

Ingredientes:

Para los profiteroles:

Para el relleno:

Elaboración:

Precalentamos el horno a 200º C.

Con thermomix:

Ponemos en el vaso la mantequilla en trozos, el agua, la sal y el azúcar, lo calentamos 5 minutos, 100º C, a velocidad 1.

Echamos la harina de golpe, mezclamos 20 segundos, velocidad 4.

Quitamos el vaso de la máquina. Dejamos que enfríe.

Sin thermomix:

Ponemos en un cazo la mantequilla en trozos, el agua, la sal y el azúcar, lo calentamos sin que llegue a hervir

Echamos la harina de golpe, removemos bien. Apartamos del fuego, dejamos que enfríe. 

 

Con thermomix:

Una vez que haya perdido gran parte del calor, ponemos la máquina a velocidad 5 y vamos añadiendo por el bocal los huevos uno a uno hasta conseguir una masa homogénea.

Sin thermomix:

Una vez que haya perdido gran parte del calor, vamos añadiendo los huevos uno a uno removiendo sin parar hasta conseguir una masa homogénea.

Pasamos la masa a una manga pastelera con una boquilla lisa mediana.

Repartimos la masa en una bandeja de horno formando círculos con ella sin levantar mucho la manga del papel de horno.

Si se nos quedan las puntas muy levantadas, podemos aplastarlas un poco con un dedo humedecido con agua.

Horneamos a 200º C unos 20-25 minutos o hasta que estén dorados.

Dejamos enfriar dentro del horno unos 10 minutos con la puerta entreabierta para que terminen de secarse.

Mientras se enfrían, preparamos el relleno.

Montamos el queso crema con la nata hasta que esté bien mezclado y firme.

Añadimos el salmón cortado en trocitos pequeños.

Metemos el relleno en una manga pastelera con una boquilla rizada grande.

Partimos los profiteroles por la mitad y repartimos el relleno.

Mentenemos en el frigo hasta el momento de servir.

Escrito por Sus en . Publicado en Para picar

Imprimir