Caldo suave de carne

Caldo suave de carne

Los caldos caseros son muy sencillos de preparar, en esta ocasión para hacer este caldo de verduras y carne sólo necesitamos la verdura que nos guste para darle sabor, lo mismo con la carne. Lo ideal es disponer de una olla grande (de unos 10 litros) para que salgan unos 5 litros de caldo, si nuestra olla no es tan grande, habrá que adaptar la cantidad de ingredientes al tamaño de la misma.

Este caldo suave de carne lo dejaremos sin ponerle sal, ya lo salaremos cuando lo utilicemos dependiendo en qué elaboración lo necesitemos. En casa el principal uso que le damos es para sopas, sobre todo en invierno, sopas que suelen ser de pasta pequeña tipo sopa de letras, fideos finos, estrellas, etc. También nos puede servir para un arroz, un guiso, incluso para croquetas y cómo no para beber solo.

Sería más rápido y también podemos hacerlo así, poner todos los ingredientes en la olla desde el principio, incluso la carne, pero al cocinarla antes en el horno, le aporta al caldo un sabor más intenso que si no lo hiciéramos.

La pelota y el blanquet son carnes que se utilizan para caldos, cocidos y guisos varios en Valencia, podéis usar las que sean habituales en vuestra zona o simplemente no añadir más, ya lleva bastante cantidad. Con la verdura lo mismo, podemos añadir o quitar a nuestro gusto.

Ingredientes: (para unos 5 litros de caldo)

Elaboración:

Pelamos, lavamos y cortamos en trozos la verdura, la ponemos en una olla grande con el agua, lo llevamos a ebullición.

Mientras, horneamos la carne poniéndola en una bandeja de horno durante unos 20 minutos a 180º C o hasta que esté dorada.

Cuando la carne esté lista la incorporamos a las verduras.

Bajamos el fuego y lo cocinamos  a fuego lento unas 3 ó 4 horas. Si lo hacemos en olla exprés, puede estar listo en hora y media más o menos.

Cuando termine lo dejamos enfriar, la grasa subirá a la superficie, en ese momento podemos retirarla con una cuchara.

Colamos el caldo y separamos lo que vamos a aprovechar para comer en futuras sopas, croquetas o lo que queramos: la carne desmigada por un lado, desechando los huesos, la verdura por otro y la pelota y blanquet enteros.

 Ya está listo para cocinar lo que nos apetezca. Como sale una gran cantidad, el resto lo congelaremos en tuppers.

Escrito por Sus en . Publicado en Guisos

Imprimir