Fondant de Miel

Fondant de Miel

El fondant es una pasta de azúcar que sirve para decorar tartas, según la climatología de cada lugar va mejor un tipo o marca de fondant que otros.

Comprados he probado alguno que no están mal, caseros también he probado varias. La verdad es que me quedo con esta receta, funciona perfecto para el clima donde vivo, además tiene la ventaja de llevar ingredientes fáciles de encontrar en cualquier sitio.

Va muy bien tanto para cubrir tartas como para modelar figuras sin necesidad de añadirle nada más, al menos para mi gusto.

Fuente: Tartania

Ingredientes:

Elaboración:

Tamizamos el azúcar glacé y reservamos.

Ponemos el agua en un bol, echamos sobre ésta la gelatina en forma de lluvia, la dejamos hidratar unos minutos y diluimos hasta que esté transparente calentándola unos minutos en el microondas o bien al baño María sin dejar que hierva en ningún caso.

Añadimos la miel, la esencia si deseamos y el colorante si vamos a teñir el fondant de algún color, si lo queremos blanco (como en este caso) le echaremos un chorrito de colorante blanco ya que de no ponerle quedaría de color blanco roto.

Mezclamos bien hasta que esté todo bien integrado, este paso es importante para que luego se reparta de manera igualitaria por el azúcar.

Apartamos 100 g del azúcar glacé del bol, hacemos un hueco en el centro y echamos la mezcla que acabamos de hacer.

Empezamos a mezclar con una rasqueta en el mismo bol hasta que no podamos seguir más.

Echamos la masa en la encimera sobre los 100 g de azúcar que habíamos apartado y seguimos amasando hasta que absorba todo el azúcar y quede con una textura muy elástica parecida al chicle.

Hacemos una bola, envolvemos en doble film transparente, lo metemos dentro de una bolsa y guardamos dentro de un tupper cerrado fuera del frigo.

Escrito por Sus en . Publicado en Tartas

Imprimir