Apple Pie Inglés

Apple Pie Inglés

Tartas de manzana hay muchas, de varios tipos, la más conocida aquí es la que va sobre hojaldre, también está la tarta Tatin, que se hornea al revés y luego están las que llevan la manzana en su interior.

Las tartas de este tipo, con masa quebrada por arriba y por abajo, son más conocidas como típicas de América del norte, pero en realidad su procedencia es inglesa.

Así que si tenéis la oportunidad de viajar a Londres con un vuelo barato por ejemplo, acordaos de probar este rico y típico dulce o si queréis comprobar cómo es su sabor, aquí tenéis la receta para poder hacerla en casa, es muy fácil y sencilla.

Fuente: thermomix

Ingredientes: (para un molde de 26 centímetros de diámetro)

Para la masa quebrada:

Para el relleno:

Para pintar:

Elaboración:

Precalentamos el horno a 220º C.

Con thermomix:

Ponemos en el vaso todos los ingredientes de la masa, la mantequilla bien fría y a trocitos, mezclamos 15 segundos a velocidad 6.

Sin thermomix:

En un bol o en el bol de la amasadora ponemos  todos los ingredientes de la masa, la mantequilla bien fría y a trocitos, mezclamos amasando muy poco.

Sacamos la masa a la superficie de trabajo. La pesamos y dividimos en 3, unimos dos de las partes para que queden dos porciones: una que sea 1/3 y otra que sea 2/3 del total.

Formamos bolas con cada porción.

Ponemos la bola de mayor tamaño sobre una hoja de papel de hornear, colocamos otra encima y la estiramos con el rodillo en forma de círculo hasta conseguir el tamaño de nuestro molde aproximadamente.

Colocamos la masa estirada sobre el molde y la adaptamos a la forma poniendo trozos de masa donde necesitemos.

Pelamos las manzanas, les quitamos las semillas y las cortamos en láminas finas.

Las ponemos en un bol, las mezclamos con el azúcar, la canela, la nuez moscada y la ralladura.

Las colocamos dentro del molde con la masa.

Estiramos igualmente la otra bola de masa entre dos papeles de horno con el rodillo.

La colocamos sobre el relleno y apretamos los bordes con un tenedor.

Para que se cocine bien, hemos de hacer un agujero en la masa de arriba, este puede ser más o menos decorativo, con los restos de la masa también podemos poner algún adorno.

Pintamos la superficie con huevo batido.

La horneamos a 220º C durante 20 minutos, bajamos la temperatura a 180º C y horneamos durante 30 minutos más.

La dejamos enfriar sobre una rejilla.

Desmoldamos el aro exterior y una vez fría, ya podemos trocear y disfrutar.

Escrito por Sus en . Publicado en Tartas

Imprimir