Carrot Cake

Carrot Cake

La carrot cake o tarta de zanahoria está formada por un bizcocho jugoso y una crema de queso, la zanahoria es precisamente la que aporta esa jugosidad, quien no conozca la tarta ni sepa con qué está hecha, difícilmente podrá notar su sabor, ya que aparte lleva unos cuantos ingredientes más como nueces y especias que le dan su característico sabor.

Hace ya un tiempo que probé la zanahoria en una receta de repostería, unos muffins de chocolate, que también salen muy ricos, pero esta tarta, que sí he comido en varias ocasiones, aún no la había elaborado. Esta receta va dedicada a Alba (por fín) para que pueda prepararla y si ya la ha hecho para que pueda comparar recetas.

Ingredientes: (para una tarta de 16 cm de diámetro)

Para el bizcocho: 

Para la crema

Para decorar:

Elaboración:

Del bizcocho:

Con thermomix:

Precalentamos el horno a 165º C con aire o 170º C sin él.

Ponemos en el vaso la harina, la levadura, la canela, el jengibre, la nuez moscada y la sal, aireamos y mezclamos 10 segundos a velocidad 6. Sacamos a un bol y reservamos.

Sin thermomix:

Tamizamos la harina, la levadura, la canela, el jengibre, la nuez moscada y la sal, mezclamos. Reservamos.

Con thermomix:

Ponemos en el vaso las nueces, las picamos 10 segundos a velocidad 5. Sacamos y reservamos.

Sin thermomix:

Picamos las nueces con la picadora o con un cuchillo a trozos muy pequeños. Reservamos.

Con thermomix:

Ponemos en el vaso las zanahorias, las trituramos 5 segundos a velocidad 7. Sacamos y reservamos.

Sin thermomix:

Picamos las zanahorias con la picadora o las rallamos. Reservamos.

Con thermomix:

Ponemos en el vaso los huevos, los dos tipos de azúcar y la vainilla, batimos con la mariposa hasta que espumen 1 minuto a velocidad 4.

Incorporamos el aceite, mezclamos 10 segundos a velocidad 3,5.

Sin thermomix:

Batimos en un bol o con la batidora de varillas los huevos con los dos tipos de azúcar y la vainilla hasta que espumen.

Incorporamos el aceite, batimos a velocidad baja hasta que se integre.

Con thermomix:

Con la máquina en marcha a velocidad 1 y giro a la izquierda, vamos añadiendo la zanahoria por el bocal.

Sin thermomix:

Con la batidora en marcha lenta o en un bol con unas varillas vamos añadiendo la zanahoria.

Con thermomix:

Con la máquina igualmente en marcha a velocidad 1 y giro a la izquierda, añadimos la mezcla de la harina por el bocal poco a poco.

Incorporamos las nueces picadas y mezclamos con una espátula.

Sin thermomix:

Con la batidora igualmente en marcha lenta o en un bol con unas varillas añadimos la mezcla de la harina poco a poco.

Incorporamos las nueces picadas y mezclamos con una espátula.

Echamos la masa en un molde engrasado.

Horneamos unos 35-40 minutos a 165º C con aire o 170º C sin él o hasta que cuando introduzcamos un palillo en el centro del bizcocho, éste salga limpio.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

De la crema:

Mientras se enfría el bizcocho podemos preparar la crema de relleno y cobertura.

Ponemos todos los ingredientes en un bol o en el de la batidora o en el vaso de la thermomix con la mariposa, batimos unos segundos hasta que esté todo bien mezclado.

Reservamos en el frigo hasta el momento de usarla.

Preparamos las decoraciones, con un poco de fondant: es una forma muy sencilla de cono de color anaranjado marcada con unas rayitas y un pequeño tallo verde.

También podríamos decorar simplemente con unas nueces.

Cuando el bizcocho esté frío, cortamos y retiramos la parte de arriba si ha quedado abultada y lo cortamos por la mitad para poder rellenarlo.

Repartimos parte de la crema por la primera capa del bizcocho, colocamos encima la otra parte y la cubrimos o semi cubrimos con el resto de la crema.

Tiene una consistencia no excesivamente densa, por lo que es posible que chorree por los lados de la tarta, pero no importa, queda bien, también podríamos cubrirla toda con la crema, eso a vuestro gusto.

Sólo queda colocar las zanahorias de decoración.

Y servir. Una combinación estupenda.

Escrito por Sus en . Publicado en Tartas

Imprimir