Galletas de Comunión

Galletas de Comunión

El fondant lo había trabajado ya en algunas tartas, pero hasta ahora no lo había utilizado en galletas, una vez sí hice unas, decoradas con glasa, que quedan muy bonitas, pero me parece más complicado de trabajar, desde luego se hace de manera muy diferente.

Estas galletas las hice como regalo de comunión, las redondas para repartir a los invitados y amigos, y la galleta más grande con más detalle junto a las letras, especiales para la homenajeada, ya sea para conservarlas de recuerdo o comerlas, eso ya, a elección de la misma.

La forma de hacerlas no sé si es la correcta o cada cual las hace como le parece, yo las explico cómo las hice.

Ingredientes: (para unas 50 galletas de 7 cm de diámetro, más las letras y la galleta mayor)

Para las galletas:

Para el fondant: (para un kilo aprox.)

Para la caja (para una caja de 47 cm x 36 cm x 7 cm)

Para las etiquetas:

Para las plantillas:

Para envolverlas:

Elaboración:

Las galletas las hice siguiendo al pie de la letra la receta de Bea, que sabe un montón de repostería y galletas. En su paso a paso lo explica a la perfección con todas las dudas que puedan surgir:

Galletas decoradas: La masa.

La receta que utilicé para los colores de fondant que hice, es la de Tartania, aquí lo explica muy bien:

Fondant de miel de Tartania.

Y la caja la saqué de esta explicación de A punto de Cookie:

Paso a paso para hacer una caja de regalo.

Para hacer tanto galletas como tartas decoradas es importante la organización y disponer de tiempo, a veces no tenemos ninguna de las dos cosas, pero vienen bien.

Para que las galletas no llevasen mucho tiempo hechas las hice la misma semana que las iba a regalar. Pero hay bastantes cosas que se pueden adelantar y hacer la semana anterior como la caja, etiquetas, los colores de fondant...

Aunque lo primero y bastante importante es tener más o menos claro el diseño que vamos a realizar en nuestras galletas para decorarlas. En este caso he utilizado el Freehand, otras veces utilizo el Photoshop, y otras, simplemente dibujo la idea de la tarta o la decoración en un papel.

En esta imagen está la idea de la galleta que quería hacer en mayor cantidad (la redonda) y las diferentes piezas que iba a necesitar como plantilla para que saliesen más o menos iguales. El contorno de la galleta grande, que sirve para hacer la galleta y el vestido que sirve para recortar el fondant para la galleta grande.

Las letras las corté con unos cortadores de plástico que venden para plastilina, pero sirven perfectamente para el fondant.

Fondant:

También podemos tener preparado el fondant, ya que éste aguanta bastante tiempo hecho.

Había comprado hace poco un kilo de la marca Regal Ice, para probar que tal se trabajaba con el comprado, es verdad que es cómodo tenerlo hecho, pero sale más caro y con este de miel, se trabaja igual que con el otro y está mucho mejor de sabor.

Los colores rosa y amarillo son hechos con la receta de miel cuyos ingredientes he puesto arriba, sólo que como los iba a teñir a la par que los preparaba, en lugar de gelatina neutra utilice de sabores: de frambuesa para el rosa, que le da un ligero color y sabor, aparte le añadí unas gotas de esencia de fresa y colorante rojo en gel. Y de limón para el amarillo, además de colorante y unas gotas de esencia de limón.

La verdad es que el sabor de los aromas junto al de la miel les da un sabor final muy bueno, muy dulce, claro porque es casi todo azúcar, pero agradable de comer.

El color para la cara y bracitos lo hice con el fondant blanco comprado añadiéndole un ligero toque con los colorantes amarillo y rojo.

Caja:

Lo único que cambié de la caja es que en lugar de hacerla con una sola hoja de cartón, la hice con dos, ya que la quería más grande, por lo tanto no es una pieza, sino dos: base y tapa. Para ello de cada hoja de cartón recorté un rectángulo: uno de 50 cm x 60 cm para la tapa (donde va la ventana) y otro de 49,6 cm x 59,6 cm para la base.

La ventana la hice con un trozo de acetato que vendían así ya cortado en la misma tienda de manualidades donde compré el cartón.

Etiquetas:

Las etiquetas las saqué de unas que tenía guardadas, que no recuerdo de donde saqué, les cambié la forma para que tuvieran pico, les puse el nombre y la fecha, las puse repetidas tantas veces como cabían en un A4, dejando los márgenes exteriores libres y las imprimí en dos cartulinas blancas tamaño A4.

Luego sólo queda recortar y agujerear.

Plantillas:

Para que todas las galletas queden aproximadamente iguales imprimí a tamaño natural las formas que necesitaba en una hoja de papel, luego las recorté y dibujé en una bandeja de tartas (de estas doradas) que luego hay que recortar de nuevo, ya que es mejor una plantilla más rígida de cartón, éste además, se puede poner en contacto con los alimentos.

Y vamos ya con las galletas:

Para formar las redondas, podemos cortarlas con un cortador circular o un aro de emplatar de 7 centímetros de diámetro como en este caso.

La galleta más grande la cortamos con la plantilla hecha para la ocasión y la ayuda de una esteca afilada o cuchillo. Las letras con cortadores de letras, hice doble cantidad de letras por si se partía alguna.

Una vez ya horneadas y dejadas enfriar por completo sobre una rejilla, ya podemos empezar con la decoración.

Lo primero, será poner un poco de "pegamento" en la galleta para poner el fondant, en este caso puse unos puntitos de dulce de leche, luego cubrimos toda la galleta con el color elegido (el rosa) cortando círculos de fondant extendido con un rodillo del mismo tamaño que la galleta con el mismo cortador y ajustando la forma a los bordes de la galleta una vez puesto, con los dedos.

En el boceto estaban dibujados unos motivos orgánicos a la parte derecha dela figura, pero los cambié por el nombre de la niña, haciéndolo a puntitos con un palillo de plástico.

Después ayudándonos de las plantillas de cartón, recortamos la pieza del vestido y lo colocamos sobre el rosa, para pegar fondant entre sí, puede no hacer falta nada si está pegajoso, sino, con un poco de agua dada con un pincelito será suficiente.

Con la ayuda de una esteca y de un cortador en forma de flor pequeñita hundiéndolo un poco sobre el fondant, hacemos los adornos del vestido.

Y seguimos con la cabeza de la muñeca, amasamos y extendemos fondant del color elegido para la misma, vamos recortando formas y pegándolas en su sitio, después con un palillo hacemos los ojos y con una esteca con la punta en forma de semicírculo, la boca.

Los brazos, para que queden con un poco de volumen los hacemos formando pequeños cilindros de fondant, ajustando el tamaño con la plantilla que tenemos, para que salgan todos parecidos, lo colocamos, pegamos y marcamos las manos con una esteca.

El pelo lo mismo pero con el fondant amarillo.

Por último sólo queda el detalle de las florecitas cortadas con cortadores con expulsor, soltarlas en su sitio, ponerles una gotita de agua para pegarlas si es necesario y pintarlas con la pintura dorada comestible y un pincelito pequeño.

Aparte de hacer todas las galletas circulares, no hay que olvidarse de las otras.

La grande de manera similar a las pequeñas, pero con más detalle.

Y las letras cortando fondant blanco con los mismos cortadores que las galletas, pegando encima y decorando con unas sencillas florecitas.

Ya terminadas todas, sólo queda meterlas en las bolsitas, cerrarlas con los trozos de cinta y ponerles las etiquetas.

Y ponerlas arregladitas en su caja con papel de seda en el fondo para que quede mejor, además con el peso de todas las galletas, que era bastante, fue necesario poner un refuerzo con más cartón en el fondo bajo el papel de seda, ya que el cartón ondulado sólo, no tiene suficiente fuerza.

A los pocos días me enteré que la galleta grande había desparecido o que alguien la había "hecho desaparecer", así que cuando tuve oportunidad, repetí la galleta (con algún cambio).

E hice otra para su hermana con el vestido parecido al que llevaba ese día.

 

Escrito por Sus en . Publicado en Galletas

Imprimir