Galletas de Halloween

Galletas de Halloween

Galletas decoradas había hecho alguna vez, pero me había limitado a decorarlas con fondant porque me parecía más fácil. Hace un par de años hice una primera incursión en la decoración con glasa, pero entonces ni apenas sabía ni tenía materiales apropiados.

Así que huía de la glasa por no saber utilizarla correctamente. Pero ahora mismo estoy teniendo la estupenda oportunidad de aprender a decorar galletas con glasa de la mano de la mejor profe, Gemma, de Cookies para Todos, estoy aprendiendo mucho, todo está muy bien explicado con imágenes, vídeos y sobre todo con sus palabras, perdiéndole el miedo a esta manera de decorar y cogiéndole el gusto.

Dentro de poco lanza otro curso online de temática navideña, así que aprovechad, es genial el poder preguntar todas las dudas que surgen y poder compartir experiencias con las compañeras de curso.

Ingredientes:

Elaboración:

Para la forma de las galletas grandes, como quería hacer las de calabaza y no tenía molde, hice una plantilla casera, dibujando la forma en una bandeja de cartón para tartas, recortándola después.

Luego sólo tenemos que colocar la plantilla con la parte dorada hacia la masa estirada, encima de ésta y recortar la forma con una esteca afilada o cuchillo.

Los detalles de los ojos y boca están recortados después con las galletas formadas ya colocadas sobre la bandeja de horno con papel de hornear, hechos igualmente con esteca o cuchillo.

Después de hornearlas unos 12 ó 15 minutos vigilando, a 170º C, el resultado son unas galletas muy ricas listas para decorar.

Estas tienen una textura más rugosa, que en este caso no queda mal.

Mi reto consiste en conseguir que queden con una textura más lisa, poco a poco lo voy consiguiendo.

Las de tamaño pequeño son más fáciles de hacer por los cortadores con expulsor de diversas formas.

Podemos además rematar la decoración con algún detalle hecho con rotuladores comestibles o pintura de uso alimentario.

Las de tamaño mediano no tienen una forma específica, simplemente circulares, así pueden servir para decorarlas con diversas temáticas.

Adaptando los dibujos que deseemos a la forma.

Para conservarlas sin decorar, lo mejor es guardarlas dentro de una caja metálica de galletas.

Una vez decoradas, lo ideal es meterlas dentro de bolsitas de celofán cerradas.

¡Qué bonitas quedan con las etiquetas que me regaló mi compañera de curso Begoña, de Kalender!

Escrito por Sus en . Publicado en Galletas

Imprimir