Hacer pan en casa

Hacer pan en casa

Hacer pan en casa proporciona una gran satisfacción, ya que no es sólo un plato que se elabora para un momento determinado y puede gustar más o menos, sino que lo podemos utilizar para acompañar distintos platos o hacer bocadillos para almuerzos, meriendas o lo que surja.

Por supuesto que a veces el pan no saldrá como queremos y también puede no gustar, pero he de decir que en nuestra casa siempre tiene una buena acogida, además es un gran placer poder comer el pan recién hecho con ese olor característico que impregna toda la casa.

Hacer pan no es difícil, algunas masas sí pueden ser más complicadas por su textura y dar la forma requiere de una buena explicación o haber visto cómo se hace y por supuesto de la práctica, cuantas más veces se haga, más fácil y rápido resultará.

Antes de empezar a hacer pan tenía miedo de hacerlo porque no sabía por dónde empezar y no sabía casi nada, recordaba a mi padre haciendo pan en casa y que más de una vez le salía más duro de lo que deseaba. Pero afortunadamente hoy en día tenemos a nuestro alcance mucha información gracias a internet y buscando en unos y otros sitios, decidí comprar una panificadora, ya que parecía muy fácil pues hace el pan ella sola, pero una vez visto el proceso, cada vez utilizaba menos la máquina, ya que me gusta hacer el pan de distintas formas y en la pani, sólo había una para elegir. Y así poco a poco fui perdiendo el miedo a hacer el pan y aprendiendo cada vez más.

Otras personas empiezan al revés, amasando a mano y luego se ayudan de panificadoras o amasadoras, a mi la panificadora me sirvió para empezar en este mundo del pan, donde siempre hay mucho por aprender.

¿Qué necesitamos para empezar a hacer pan?

Lo primero que necesitamos para empezar a hacer pan es, sobre todo, ganas, esto nos dará ese empujón que se necesita para liarse con las masas.

Aparte de ganas, necesitaremos unos ingredientes básicos:

-La harina: Mejor si es de fuerza, es fácil encontrarla en supermercados o sino, comprarla en una panadería.

-El agua: Si vivimos en una zona donde el agua del grifo es muy dura, o sea que tiene mucha cal, habrá que utilizar agua embotellada. Podemos ponerla templada si hace frío y queremos que la masa leve antes, pero si vamos a dejar la masa reposando toda la noche en el frigo, no tiene ningún sentido que esté templada, dará igual que esté fría.

-La levadura: podemos utilizar levadura fresca de panadería, podemos encontrarla en los supermercados, la marca levital es de las más conocidas. También está la seca de panadería, en los supers la encontramos sin problemas también de las marcas vahiné o maizena. La levadura química tipo royal, no sirve.

Aparte de estos ingredientes, más un poco de sal, es lo que se necesita para hacer una masa básica de pan.

Podemos enriquecer una masa de pan con diversos ingredientes, ya sean mantequilla, leche, zumo, aceite, semillas, etc. Pero lo mejor es empezar por un pan sencillo, la masa será más fácil de manejar y más fácil de hacer sin que se nos olvide algún ingrediente. 

¿Qué necesitamos saber para hacer pan?

Una dato importante a conocer es saber que no debemos juntar la levadura con la sal, al final se mezclarán sí, pero no conviene que se junten, porque la sal estropea el poder de la levadura, así que si utilizamos levadura fresca, podemos diluirla con los líquidos y luego añadir la harina con la sal o bien podemos echar la sal en los líquidos y luego añadir la levadura desmenuzada encima de la harina. Con la levadura seca podemos hacer parecido, la sal con los líquidos y la levadura con la harina.

Aparte de tener cuidado con la levadura y la sal, el orden en que se pongan los ingredientes en el bol, no es excesivamente importante si amasamos a mano, podemos hacer el típico volcán con la harina y luego ir añadiendo los líquidos, pero si los ponemos todos juntos y mezclamos tampoco será muy diferente.

Si se amasa con panificadora o amasadora sí suele ser importante el orden de elementos líquidos-sólidos.

Para empezar a hacer pan, es mejor elegir una receta en que la masa sea bastante compacta, es decir, que se pueda formar una bola con la masa sin problemas, sino se puede hacer será porque tiene mucho líquido y la masa será mas pegajosa y difícil de manejar.

La masa de la izquierda es más líquida, el pan saldrá más esponjoso, pero su manejo es más difícil, sin embargo la masa de la derecha que se puede hacer una bola con ella, será más fácil de manipular.

De todos modos, si optamos por una masa más líquida, lo que ésta necesitará será de un amasado más largo hasta que se despegue de las paredes del bol.

Una muy buena manera de amasar sin mucho esfuerzo consiste en mezclar bien los ingredientes con una cuchara o espátula y dejar reposar 5 ó diez minutos, volver a mezclar o empezar a amasar unos minutos, volver a dejar reposar de nuevo, seguir con el amasado, así hasta conseguir una masa elástica que no se pegue al abol ni a las manos. De esta manera, al reposar la masa gana en elasticidad sin necesidad de estar amasando un rato largo. Esto lo podemos hacer amasando a mano o con una amasadora. Los programas de amasado de las panificadoras tienen fases de amasado y reposo de manera automática.

Para hacer pan necesitaremos también tiempo. El pan necesita tiempo para que la levadura haga su trabajo y suba la masa. Básicamente el pan se hace en varias fases: mezclamos los ingredientes, los amasamos, dejamos que leve la masa por primera vez, damos forma y dejamos que leve por segunda vez y por último horneamos. 

Formado de los panes

La forma de los panes puede que sea lo más complicado de conseguir si no se conocen ciertas técnicas para conseguirla.

Los panes de molde son los más sencillos, puesto que al sujetar la masa y hacer el segundo levado dentro del molde, es más difícil que se nos deshaga.

Para que los panes cuando levan y se hornean, crezcan hacia arriba, la masa ha de quedar replegada en la parte de abajo.

La mejor manera de aprender a formar los panes es viendo cómo se hace. Podemos encontrar en la red muchos videos sobre el tema.

En este video de podemos ver a Peter Reinhart como hace una bola:

http://www.youtube.com/watch?v=TtCu9hYGhOU&feature=related

Y en este completo video, Richard Bertinet nos muestra cómo amasar una masa muy pegajosa y cómo dar forma redondeada y de barra:

http://www.youtube.com/watch?v=nmRt5O4rd8o 

Utensilios

Podemos hacer pan sin ningún utensilio especial, pero bien es cierto que nos puede venir bien tener unas rasquetas, que además no son caras.

Para pesar los ingredientes y la masa sí es necesario utilizar una báscula, hará que nuestra receta y las porciones sean exactas.

Podemos amasar a mano con lo que sólo necesitaremos un bol, pero si hacemos pan y repostería sin duda nos vendrá bien tener una amasadora. También se puede amasar con una panificadora u otro robot de cocina como la thermomix.

Pero desde luego, si sólo vamos a hacer pan de forma muy esporádica, tener un robot de cocina sólo para esto, no vale la pena.

Si eres de los que siempre ha querido hacer pan y hasta ahora no lo ha hecho, ¡adelante, manos a la obra!

Imprimir