Semifrío de nata y chocolate

Semifrío de nata y chocolate

Un delicioso postre ideal para los días de más calor, para refrescarnos y darnos el gusto de un helado con sabor a nata y chocolate.

No muy complicado de hacer, perfecto para cuando tenemos invitados ya que podemos tenerlo ya hecho congelado y sacarlo un poco antes para consumirlo.

Una buena combinación para compartir o no, aunque sale bastante cantidad, ¡je, je!

Fuente: thermomix

Ingredientes: (para 10 raciones)

Para el helado:

Para decorar:

Elaboración:

Con thermomix:

Cortamos 4 tiras de papel de hornear similares al tamaño del molde que vayamos a usar, da para un molde de cake de 1,5 l de capacidad.

Ponemos en el vaso los 200 g de chocolate, los derretimos 2 minutos a 50 º C a velocidad 2.

Pincelamos con el chocolate derretido las láminas de papel sin llegar a los bordes procurando que la capa sea gordita. Llevamos al frigo.

Reservamos el chocolate que sobre en una manga pastelera.

Sin thermomix:

Cortamos 4 tiras de papel de hornear similares al tamaño del molde que vayamos a usar, da para un molde de cake de 1,5 l de capacidad.

Derretimos el chocolate en el microondas o al baño María.

Pincelamos con el chocolate derretido las láminas de papel sin llegar a los bordes procurando que la capa sea gordita. Llevamos al frigo.

Reservamos el chocolate que sobre en una manga pastelera.

Con thermomix:

Ponemos el azúcar en el vaso, pulverizamos 20 segundos a velocidad progresiva 5-10.

Sin thermomix:

Molemos el azúcar con un molinillo de café o similar o utilizamos azúcar glacé comprado.

Con thermomix:

Ponemos la mitad del azúcar en el vaso, añadimos la nata bien fría y la montamos sin mariposa a velocidad 5.

Reservamos en un bol en el frigo.

Sin thermomix:

Ponemos la mitad del azúcar en un bol o batidora, añadimos la nata bien fría y la montamos.

Reservamos en un bol en el frigo.

Con thermomix:

Ponemos el resto del azúcar en el vaso bien limpio, colocamos la mariposa, añadimos las claras, programamos  7 minutos, 37º C, velocidad 3,5.

Cuando termine el tiempo, programamos de nuevo 5 minutos a velocidad 3,5, esta vez sin temperatura.

Si las claras no son pasteurizadas podemos higienizarlas, cambiando los 37º C por 80º C. En ese caso, dejaremos enfriar antes de juntarlo con la nata.

Sin thermomix:

Ponemos el resto del azúcar en el bol de la batidora junto al azúcar, deshacemos el azúcar moviendo suavemente con varillas teniendo el bol al baño María.

Una vez disuelto, ponemos a montar las claras a punto de nieve.

Unimos la nata con el merengue mezclando poco a poco hasta terminar con toda la cantidad con una espátula y movimientos envolventes. 

Preparamos el molde elegido forrándolo con papel film que sobresalga.

Colocamos una parte de la mousse de nata en el fondo, encima una placa de chocolate  que ya habrá solidificado.

Encima mousse de nuevo, así hasta completar habiendo colocado un total de 4 láminas de chocolate y 5 capas de mousse, empezando y terminando por ésta.

Tapamos bien y llevamos al congelador por 8 horas o toda la noche.

Al día siguiente, desmoldamos.

Volvemos a derretir el chocolate y decoramos con unas tiras nuestro helado.

Añadimos unas virutas o al gusto para terminar de decorar. 

Lo conservamos en el congelador, para servir, lo sacamos un rato antes para que no esté muy duro.

Disfrutamos.

Escrito por Sus en . Publicado en Helados, sorbetes

Imprimir